Está aquí: Inicio Noticias Cultura y fiestas Por primera vez en la historia el Carnaval de Hellín contará con dos personas

Por primera vez en la historia el Carnaval de Hellín contará con dos personas

Rafael Castillo y Ángel F. Davia serán los pregoneros de los Carnavales, cuyo día grande se vivirá en Hellín el sábado, 25 de febrero, en una jornada en la que también lugar un concurso de disfraces, con novedades en el capítulo de los premios en metálico.


Así lo ha confirmado esta mañana en la Sala de Prensa del Ayuntamiento la concejala de Festejos, Fabiola Jiménez, “convencida de haber acertado en la elección de dos hellineros muy conocidos y que encarnan, con su carácter extrovertido, divertido, alegre y jovial, lo que es el espíritu de los Carnavales. Y seguro que conectan muy bien con el público que, ojala que numeroso, acudirá a verlos”.
Rafael Castillo es profesor de Matemáticas y, desde hace uso meses, trabaja en la Oficina de Urbanismo del Ayuntamiento, donde fue concejal en la década de los 80 del siglo pasado; y Davia, maquetador, ilustrador y dibujante, desde hace unos cinco años es el responsable de El Diario de Hellín que, precisamente, este 31 de enero cumple 20 años desde su fundación.
Agradecidos
Se da la circunstancia de que ambos ya fueron elegidos hace más de una década por el entonces presidente de la Asociación de Peñas, Luis Manuel López Martí, para presentar la revista del colectivo tamborilero y, en el caso de Castillo, presentó en el 2010 el cartel de la Tamborada de su sobrina, Soraya Olivares.
Además, copresensetaron en la entonces conocida como Canal-49 el programa, “La Bodeguilla”, en el que, en torno a una cena que se degustaban en directo, entrevistaban a personas de actualidad en el municipio.
Ambos pregoneros han coincidido en “agradecer un encargo que nos sorprendió agradablemente cuando nos lo propusieron desde el Ayuntamiento, por lo que esperamos responder con un pregón original, divertido, con humor y penando en el numeroso público infantil que, en los últimos años, se concentran en la Plaza de la Iglesia”, tras deslizar que ambos se mostrarán ante el público disfrazados, aunque sin avanzar el motivo.
Concurso con novedades
Será la primera vez en la historia de los Carnavales que, de esta manera, sigue apostando por personas hellineros, comparecen en el Balcón del Ayuntamiento, a partir de las 18.00 horas, en que se dirigirán a todos los concentrados en la Plaza de la Iglesia, desde comenzará el desfile de charangas y máscaras hasta el Pabellón Adolfo Suárez.
Precisamente, una de las novedades es que la el Concurso, de alguna manera, comenzará a las 17.30 horas, cuando el jurado elegido para la ocasión empiece a valorar a los que, desde este mismo miércoles, ya se pueden inscribir en las dependencias de la Casa de la Cultura.
“Gracias” a las aportaciones de algunas casas, firmas comerciales, colectivos o federaciones se destinarán más de 1.700 euros de premios en metálico, destacando, como novedad, en relación al año pasado, los 300 euros que se entregarán al mejor colegio, junto a 75 euros-que ya se incorporaron en el 2016-al disfraz más original, en cualquier modalidad.
En cuanto al capítulo de de grupos, un mínimo de cinco participantes, el ganador en adultos recibirá 300 euros, por los 200, de los segundos clasificados, y 100, del tercero; por los 200, 150 y 75 euros que se han reservado para los tres primeros, en Infantil.
En la modalidad individual adulto, el mejor disfraz se embolsará 150 euros, por los 100 del segundo, y una cena para dos personas, en un restaurante de la ciudad, del tercero; con 100, 75 y 50 euros los tres primeros clasificados en infantil.

Ejemplo 1

Sobre nosotros

La emisora municipal de Hellín nace la primera semana de marzo de 1.987, con el objeto de cubrir el vacío existente en el espectro radioeléctrico de la ciudad, pues desde que la anterior finalizó su actividad más de veinte años atrás, con motivo de la reconversión efectuada en la radiodifusión española, al tener que abandonar la Onda Media y pasar a Frecuencia Modulada las estaciones locales, los hellineros se quedaron sin poder disfrutar de este medio de comunicación, con el agravante de que, debido a la orografía del territorio, la oferta radiofónica procedente de otras localidades era bastante exigua.