Está aquí: Inicio Noticias Locales Cáritas forma a más de 20 alumnos en cuatro cursos de cara a su futura inserción laboral

Cáritas forma a más de 20 alumnos en cuatro cursos de cara a su futura inserción laboral

Cáritas Interparroquial de Hellín ha entregado esta mañana, en su sede la calle Cuesta de los Caños, los diplomas a los más de 20 alumnos que les acredita haber concluido, con éxito, alguno de los cuatro cursos de formación que se han desarrollado en los últimos meses.


Los alumnos, hombres y mujeres, que se han formado, en algunos casos, a lo largo de 480 horas (algunos no han completado todas las horas), han recibido sus diplomas de los cursos de Auxiliar de Dependienta, Auxiliar de Viverismo, Acompañamiento y formación de Reciclaje textil y Pinche de Cocina, impartidos por la Fundación El Sembrador que trabaja para la inserción socio-laboral y Cáritas Interparroquial Hellín, bajo la colaboración de la Junta de comunidades y el Ayuntamiento de Hellín.
En la entrega de diplomas, todos los asistentes, como el alcalde de Hellín, Ramón García, y el concejal de Bienestar Social, Emilio José Pinar; junto a la directora de la Institución, Ana Báidez, el Consiliario, Ricardo Magro; así como el Rafael López, de la Fundación El Sembrador, y Luisa Pérez, jefa de servicio de la Delegación Provincial de Bienestar Social, se han felicitado por el desarrollo de estas acciones que, en opinión de todos, "dignifican a los participantes y les prepara, de manera muy cualificada, para su futura inserción en el mercado laboral, al advertir de la “gran importancia” de la Formación.
Empleo
En este sentido, Ramón García, tras desear “la mejor y mayor de la suerte a los alumnos” ha anticipado que, este jueves, el Pleno de la Diputación, aprobará una partida para la II convocatoria del Plan Experimental de Empleo de la Junta de Comunidades, al que se sumará el Ayuntamiento, con una contratación, en principio, de más de 240 personas, a lo largo de seis meses.

Ejemplo 1

Sobre nosotros

La emisora municipal de Hellín nace la primera semana de marzo de 1.987, con el objeto de cubrir el vacío existente en el espectro radioeléctrico de la ciudad, pues desde que la anterior finalizó su actividad más de veinte años atrás, con motivo de la reconversión efectuada en la radiodifusión española, al tener que abandonar la Onda Media y pasar a Frecuencia Modulada las estaciones locales, los hellineros se quedaron sin poder disfrutar de este medio de comunicación, con el agravante de que, debido a la orografía del territorio, la oferta radiofónica procedente de otras localidades era bastante exigua.