Está aquí: Inicio Noticias Semana Santa La Juventud Musical Hellín se planta en el desfile de bandas de cornetas y tambores

La Juventud Musical Hellín se planta en el desfile de bandas de cornetas y tambores

Una de las polémicas de la recién concluida Semana Santa se produjo en el tradicional desfile de bandas de cornetas y tambores en el que no participó la Juventud Musical Hellín ante el horario, tardío para algunos, en que concluyó el último desfile procesional.


La formación musical decidió cumplir la especie de acuerdo(pero se dejaba vía libre a la decisión de cada cual) que se adoptó en la reunión que, todas las bandas, mantuvieron con el presidente de la Asociación de Cofradías y Hermandades hace dos meses, para planificar las intervenciones en la recién concluida Semana Santa, donde se acordó que, pasada las 17.30 horas, se podría no realizar el referido desfile, como sucedió hace ya dos años.
Toda vez que la Procesión del Domingo de Resurrección terminó, con la recogida del Resucitado, a las 18.20 horas, aproximadamente, la Juventud Musical decidió no realizar un desfile que sí llevaron a cabo el resto de bandas, como la del Dolor (aunque éstos ya avisaron en ese encuentro que iban a desfilar, con independencia de la hora de recogida), Verónica, San Antón y La Cruz, ante las miles de personas que abarrotaron el recorrido, desde el Jardín Martínez Paras, calle El Sol y El Rabal.
Respeto
Desde la Juventud Musical Hellín se ha mantenido una actitud de “total y absoluto respeto” a la decisión que adoptaron el resto de bandas: “el mismo que pedimos por la iniciativa que nosotros asumimos, porque, los músicos, tras una Semana Santa muy intensa, ya estaban cansados".

Ejemplo 1

Sobre nosotros

La emisora municipal de Hellín nace la primera semana de marzo de 1.987, con el objeto de cubrir el vacío existente en el espectro radioeléctrico de la ciudad, pues desde que la anterior finalizó su actividad más de veinte años atrás, con motivo de la reconversión efectuada en la radiodifusión española, al tener que abandonar la Onda Media y pasar a Frecuencia Modulada las estaciones locales, los hellineros se quedaron sin poder disfrutar de este medio de comunicación, con el agravante de que, debido a la orografía del territorio, la oferta radiofónica procedente de otras localidades era bastante exigua.